Si tienes veintitantos años y como yo y tuviste una PSX, es muy probable que por aquella época compraras revistas especializadas cómo la Playstation Magazine para enterarte de lo que se cocía por el sector, ya que internet quedaba aún lejos y para jugar al disco de demos que adjuntaban con ellas.

Era el momento de felicidad del mes, bajar el sabado temprano al quiosco a por la Playstation Magazine

Y fue a través de éstas demos que descubrí una serie de mini juegos completos, reunidos en recopilatorios bajo el nombre de Net Yaroze.  Para mí fue un verdadero punto de inflexión el saber que alguien con algo de tiempo (y muchas ganas)puede llegar a desarrollar su propio videojuego.

Cómo era de esperar, los juegos Net Yaroze no destacaban por su aspecto gráfico, aún así había juegos muy decentes que me llamaron la atención.

Desde ese momento ya tuve deseos de crear mi propio título y me pasaba los días pensando en cómo serían mis juegos, aunque por factores de falta de edad y conocimientos no llegué a hacer nada hasta el cabo de unos años, pero de eso ya os hablaré otr día.

Lo que más me fascina es, que si hoy en día, con la cantidad de herramientas e información que disponemos, crear un juego no es algo nada fácil, no quiero ni imaginarme cómo sería por aquel entonces desarrollar un juego indie.

Así que desde éste humilde rincón de internet, mi más sincera admiración y agradecimiento a los desarrolladores indie de aquella época, bien se lo tienen ganado.