En el post que escribí el otro día, dije que tendría aparcado el prototipo del camarero ya que era algo que no me llamaba la atención. Pues al final ha sido el primer juego en ver la luz de mi serie de prototipos, que cosas.

El caso es que, si bien no es la misma mecánica, la idea sigue mas o menos intacta: Apilar las cervezas, pero en lugar de mover al camarero de un lugar para otro, he optado por poner una mesa fija y dejar al jugador que acierte donde tirarlas.

 

Es una mecánica mucho más simple que la anterior, mucho más comprensible para el jugador y que, en mi opinión, resulta más divertida.

Pulsa aquí para descargarlo en tu móvil Android.